About Hiroshima Mon Amour

https://letterboxd.com/film/hiroshima-mon-amour/

Debe ser complicado ver esta película y no sentir nada. Debe ser complicado estar vacío por dentro. ¿Puede que el desamor, la tristeza o la falta de empatía te haga no sentir nada con esta película? ¿Acaso no te entristece (o se rompe algo dentro de ti) cuando ella cruje y se vuelve a abrir en dos para volver a contar su pasado y la cruda verdad de su primer amor? ¿Puede que nunca hayas experimentado “el primer amor”? ¡Oh el primer amor! Podríamos escribir miles de odas al primer amor. El inicio de todo. Dios, el primer amor es tan tan jodidamente importante, crudo, especial y desgarrador que incluso pivotar una vida sobre él, anque sea solamente eso, merecería la pena. El primer amor lo puede todo, ¿hasta que sea con un nazi?

Esta película es una bellísima y muy cruda representación de la mayor perdida, la del amor. No por la partida o por la ruptura, por la muerte del ser amado. Por la perdida del todo, del presente, del pasado creado y del futuro soñado. El amor tiene la capacidad metafórica de curarlo todo, también de destruírlo, pero resulta una poderosísima fuerza capaz de construir las mayores realidades paralelas existentes. Construye puentes, alza castillos e imagina y genera calor donde nunca jamás creerías que podría albergar un solo grado centígrado de energía. Y todo esto es construído y después destruído. Se transforma.

Para mí, y seguramente este errando más de lo que me imagino, esta película tiene 3 patas muy rotas, que me sacan totalmente de la película, pero que se salvan gracias a una, tan tan gigante, que me hace considerar esta película una gran película. Más allá del inevitable hecho de que, como creación en su tiempo, estamos hablando de una película muy innovadora y que, se ha ido viendo con el tiempo, destruyó moldes, la historia de Hiroshima Mon Amour peca en 3 cosas: el inicio excesivamente largo, él y ellos.

El inicio, si bien me parece una mezcla entre una reconstrucción más propia de un documental (Resnais) y una composición artística, que me parece maravillosa en cuanto a la superposición de planos, voz en off y emotivos abrazos, planos detalle magistrales y una composición sumamente cuidada, me saca totalmente de la película por su extremada duración. Sinceramente, se me hace largo. ¿Es acaso necesario mostrar todos aquellos momentos históricos durante tanto tiempo para justificar una situación política que realmente no tiene tanta influencia sobre la historia final? ¿Son acaso necesarios para poder justificar toda la conversación y son acaso el metraje necesario para poder suspender la voz en off durante tanto tiempo? En mí opinión, no lo son.

Él, dios mio él, solamente lo veo necesario como vehículo para poder justificar toda la historia que ella cuenta. Lo veo más como un psiquiatra que escucha que como un amante. Entiendo que, una vez aceptado que esta relación no es más que una apasionada noche lejos de casa, se tenga que aguantar su presencia como la presencia a la que hablar, sobre la cual expresar todo el dolor, pero ¿es acaso veráz que el amante de una noche, solo por acumular mayor cantidad de horas con la mujer que ama y que quiere que se quede, soporte todo ese dolor? ¿El amor lo puede todo? El amor lo puede todo.

Ellos. Lo siento, pero no me creo su historia de amor. Me creo que, tras una borrachera por la finalización de la grabación ella vaya a un bar, se emborrache y se acueste con él, pero no me creo ese amor, no lo veo real. Otra vez, lo veo solamente como una mera justificación más que nos sirve para ver, sentir, palpar, mascar y desgarrarnos con el dolor de ella y su fatídico primer amor. ¿Era acaso necesario pasar esta historia de una noche al nivel de vamos a dejarlo todo y fujarnos para poder estar juntos para siempre? No, totalmente no. Esta historia se bastaba con la desgarradora descripción de la perdida del amor, pero supongo que toda historia necesita un catalizador para ser contada.

Es muy jodido que, tras sentirte locamente enamorado, tu historia de amor se termine. Bien por que él o ella decide terminar la relación o por cualquier otra circunstancia que pueda hacer que todo termine. Porque sí, parece que todo, absolutamente todo, termina para siempre. Pero lo que es más jodido, rematadamente jodido, es que el amor se arrebate con la muerte. Cuando la persona amada se va y todas y cada una de sus partículas se desintegran, tu todo, tu vida, tu composición, creación y transformación se destruye para siempre. Jodidamente para siempre. Tanto que cualquier transformación de la mente racional y soñadora es posible, tanto que la conversión del amor en locura es veráz, tanto que no nos sorprende la locura de ella sino que la vemos desgarradoramente real, tan comprensible que incluso nos cruje a nosotros mismos. Tanto que incluso en algunos momentos queremos cruzar la pantalla y abrazarla, como él no sabe hacer, para consolarla y así repartir su dolor.

La belleza de esta película reside presisamente en la gran capacidad de Resnais de saber contar este dolor, y es esta capacidad la que justifica todo. Cuando el dolor por la perdida, cuando el amor, se cuenta y se expresa tan bien, es tan jodidamente bello que duele.

Esta es una opinión totalmente personal, es mi interpretación de la película. Espero no molestar a nadie. En caso de que sea así, a llorar a la llorería.

stories with spoilers @___asier

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store